Como tomar un buen té irlandés negro

El afamado Irish black tea, al alcance de todo el mundo

Los irlandeses le llaman simplemente té. Pero en el resto del mundo se lo suele conocer como Irish black tea. Se trata de un té negro con muchísimo cuerpo, robusto e ideal para el desayuno. ¡Conócelo a fondo en esta nota!

¿Quieres probar los auténticos sabores del té irlandés? Pues entonces es hora de que conozcas el Irish black tea, un té que se obtiene a partir de variedades de Assam y que es el más común en todo desayuno de dicho país del Reino Unido. ¡No dejes de leer el resto de la nota para conocerlo a fondo!

Cómo se obtiene

Está claro que en Irlanda té no se cultiva, sino que se bebe. Es por esto que el Irish black tea proviene en su gran mayoría de té de Assam, una región de la India en donde crece un té negro bien fuerte, que es el que sirve de materia prima para este Irish.

Qué características de aroma y sabor tiene

Es un té con mucho cuerpo, bien profundo, robusto, con un mayor contenido de cafeína que el resto. Su sabor es maltoso, amargo y con mucho carácter. En los de excelente calidad, se pueden sentir esas notas a chocolate y frutos secos de fondo.

Cómo se prepara

Como sucede con casi todo té negro, el agua se usa en una temperatura cercana a los 85° celsius. Llena la tetera con dos cucharadas de té Irish y luego añade el agua. Deja reposar entre tres y cinco minutos antes de servir. No te pases con el tiempo de infusión, porque puede llegar a quedar demasiado fuerte.

Algunas personas gustan de endulzarlo e incluso de añadirle leche, pues al ser de carácter tan marcado, quizás necesite un poco de corte. De todas formas, no hay ningún problema en consumirlo tal como viene.

Para qué momento del día sirve

Sin duda alguna, el desayuno es el mejor momento del día. Es un té muy cafeínico, fuerte, ideal para estar bien despierto desde primera hora del día. Por eso mismo, no dejes de probarlo en este momento, que puede llegar a ir muy bien.

Otros artículos que te pueden interesar:


Periodista. Bebedor empedernido de té verde y convencido de los remedios caseros.

Sígueme en Google+

No hay comentarios

Créditos de la imagen