Síntomas de pólipos en el colon y todo sobre este problema digestivo

¿Tiene relación con el cáncer colorrectal?

Conoce qué es un pólipo de colon, sus causas, síntomas, tratamiento y si puede provocar o no cáncer de colon.

Qué son los pólipos en el colon

Los pólipos son conjuntos pequeños de células que crecen en el tejido que reviste al colon y también en el intestino grueso. Aunque cualquiera puede sufrir de pólipos, hay personas con mayores probabilidades, como los mayores de 50 años y/o con antecedentes personales o familiares de cólicos o cáncer, también los consumidores de tabaco y alcohol, obesos, sedentarios y pacientes con diabetes tipo 2 no controlada.

Normalmente las células sanas de tu organismo crecen y se dividen ordenadamente, pero cuando surgen mutaciones se dividen innecesariamente, cuando nacen células que tu cuerpo no necesita. Cuando esto sucede en tu colon o recto se da el problema que se conoce como pólipos.

Los pólipos intestinales o de colon no suelen ser peligrosos, generalmente son inofensivos, sin embargo algunos tipos de pólipos en el colon pueden convertirse en un cáncer o bien nacer siendo un tumor maligno.

Cuáles son sus síntomas

No siempre podrás reconocer los síntomas del colon con pólipos, ya que en muchas oportunidades es una enfermedad asintomática. Por esta razón si tienes antecedentes de pólipos o cáncer en el colon, ya sea a nivel personal o en tu familia, es recomendable que te realices exámenes para estar al tanto de si aparecen o no.

Sin embargo, los pólipos en el colon también pueden provocar los siguientes síntomas.

  • Sangrado. Podrás notar el sangrado cuando vas de cuerpo y en las heces. También puede ser un síntoma de otras enfermedades como las hemorroides, desgarros o cáncer de colon. Además afecta el color de las heces, ya sea con rayas rojas o modificando su color a negro.
  • Hábitos intestinales. La diarrea y el estreñimiento durante más de una semana es otro los posibles síntomas de los pólipos de colon.
  • Dolor. Dolores intestinales y cólicos fuertes también pueden ser un signo de este problema.
  • Anemia. Cuando el sangrado de los pólipos se produce lentamente sin que lo notes en las heces, elimina el hierro. Esto puede desencadenar una anemia por ausencia de hierro que, entre sus síntomas están en cansancio, la debilidad y problemas para respirar.

Si notas sangres en tus heces, dolor abdominal intenso y cambios en tus hábitos intestinales debes consultar a un médico. Estos síntomas no sólo pueden ser signos de pólipos o cáncer, sino que también de otros problemas del sistema digestivo.

Las pruebas y exámenes más usados para detectar pólipos son la colonoscopia, sigmoidoscopia, enema opaco o un examen corpológico de heces que no se ven en las heces.

Tratamiento de pólipo de colon

Un pólipo de colon puede prevenirse llevando adelante los estudios necesarios para detectarlos en sus primeras instancias, también llevando un estilo de vida saludable. Pero una vez que los pólipos son detectados es hora de comenzar con un tratamiento que sólo tu médico puede recetar.

Todos los pólipos deben ser extraídos, ya que no hay una forma 100% segura de saber si se convertirán en cáncer o no. Cuando son pequeños se retiran durante el mismo examen de colonoscopia. Pueden ser retirados con un alambre, fórceps para biopsia o incluso quemarlos. Luego todos los pólipos serán examinados para determinar qué tipo de tejido son. En casos de pólipos grandes pueden dejarse para una cirugía más compleja. La polipectomía o eliminación de pólipos durante una colonoscopia es un procedimiento ambulatorio y tiene complicaciones pero son poco comunes.

Una vez extraído el pólipo tu médico deberá hacer un seguimiento por lo que te explicará cada cuanto tiempo es recomendable que te hagas una colonoscopia cada tanto. Los intervalos entre colonoscopias variará según la cantidad, tamaño y tipo de pólipos extraídos anteriormente.

¿Puede provocar cáncer al colon?

Existen dos pólipos en el colon: hiperplásico y adenoma. El primero nunca presenta riesgos de cáncer colorrectal, no es peligroso. En cambio, el pólipo adenoma puede ser el precursor de cáncer colorrectal, pero en la mayoría de los casos no sucede. La mejor forma de reconocer el tipo de pólipos es con una observación del tejido afectado en el microscopio. De esta forma tu médico podrá encarar el tratramiento adecuado según el tipo de pólipo.

A primera vista es imposible saber si los pólipos adenomatosos se convertirán en cáncer al colon, sin embargo es sabido que los que miden desde 2,5 cm corren mayores riesgos de ser tumorales.

Síntomas de cáncer de colon

Ya sabes que por lo general los pólipos no provocan mayores problemas, sin embargo es bueno mantenerte informado, por lo que aquí encontrarás los síntomas iniciales de cáncer de colon.

  • Cambios en la evacuación. Puede manifestarse con estreñimiento, reducción del diámetro de las heces durante varios días o diarrea. También puede provocar sensación de querer ir de cuerpo luego de una evacuación.
  • Sangre. El sagrado rectal y la aparición de sangre en las heces es otro de los síntomas más reconocibles.
  • Cólicos. Un dolor abdominal intenso es uno de los síntomas de cáncer de colon.
  • Debilidad. Así como en otro tipos de cáncer tu cuerpo experimentará sensación de cansancio y debilidad, en conjunto con una pérdida de peso sin explicación aparente.

Diagnóstico y tratamiento

Los síntomas en hombres y mujeres de pólipos de colon son similares, así como sus tratamientos. En primer lugar un médico especializado te realizará pruebas para diagnosticar y clasificar la etapa de tu enfermedad.

Existes 5 etapas de cáncer de colon, van desde la etapa 0 a la 5. Generalmente consta de una o varias cirugías para extirpar los tumores dañados y quimioterapia.

Otras enfermedades del colon

El cáncer de colon es una de las enfermedades más temidas, sin embargo no es la única que puede afectar esta parte de tu cuerpo. Así como los pólipos, existen otras enfermedades que debes conocer.

  • Divertículos en el colon. Estas pequeñas bolsitas se generan en las paredes intestinales, requieren tratamiento y controles periódicos para evitar que vuelvan a aparecer.
  • Colon irritable. Considerada una enfermedad psicosomática puede ser provocada por el estrés o conflictos emocionales y afectan tu vida notablemente. Modificando tu dieta puedes aliviar sus síntomas notablemente.
  • Colon inflamado. Sufrir de colon inflamado es algo muy incómodo y doloroso, pero afortunadamente existen remedios como el cloruro de magnesio, clorofila, bicarbonato de sodio, jengibre, aloe vera, manzanilla y menta que te ayudarán a aliviarlo.

Otros artículos que te pueden interesar:


Periodista. Bebedor empedernido de té verde y convencido de los remedios caseros.

Sígueme en Google+

ADVERTENCIA: esta nota tiene carácter informativo. Acuda siempre a un especialista. Ni el autor ni INNATIA se hacen responsables de los perjuicios ocasionados por el mal uso de esta información

No hay comentarios

Créditos de la imagen