Cómo hacer cheesecake de fresa sin horno, ¡muy fácil!

Prueba una receta de cheesecake sin horno que queda genial

¿Quieres aprender cómo hacer cheesecake de frutilla de forma fácil y rica? Entonces no te pierdas esta receta por nada del mundo. Es ideal para cualquier fiesta y ni siquiera llevar horno. ¡A disfrutar!

Que es un cheesecake

Un cheesecake, como su nombre lo dice, es un pastel de queso. Se emplea un queso neutro como base, que luego se endulza, se bate y se puede hacer tanto al horno como sin él. Lleva una base de masa, que habitualmente es de galletas molidas con mantequilla y finalmente, por encima, lleva alguna clase de topping. Habitualmente es alguna salsa de frutas, o fruta misma. Pero la realidad es que puede ser chocolate, salsa de caramelo, como tantas otras cosas más.

La receta para cheesecake varía claramente cuando se hace con o sin horno. En la primera versión, el elemento que cuaja es el huevo. En la segunda, la gelatina o grenetina sin sabor. Este será el caso del cheesecake de fresa sin horno que conocerás en esta nota.

Receta de cheesecake de fresa o frutilla

Un cheesecake de fresa con gelatina es bastante sencillo de preparar y cuenta con esa clara ventaja de que no tienes que encender el horno en ningún momento. Esto te facilitará mucho las cosas. Sigue este paso a paso y tendrás una receta de cheesecake de frutilla más que accesible y perfecta para llevar a cualquier fiesta o reunión.

Ingredientes

  • 250 gramos de galleta tipo Graham o María bien molidas
  • 150 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de azúcar
  • Una taza de leche condensada
  • Tres tazas de queso crema
  • Tres planchas o sobres de gelatina sin sabor previamente hidratada
  • Gotas de esencia de vainilla
  • Fresas frescas y mermelada de fresas para terminar

Preparación

  • Bien, vamos a aprender cómo hacer cheesecake de fresa sin necesidad de usar el horno. Por ello mismo, tienes que comenzar con la humectación de la gelatina. Nunca lo hagas con agua hirviendo.
  • Para hacer la masa de este cheesecake mezcla las galletas bien molidas, con el azúcar y la mantequilla pomada. Forra bien el fondo de un molde que puedas meter en la nevera y que tenga cierta altura. Enmanteca también el resto del molde.
  • Para ese entonces, ya debes tener la gelatina o grenetina debidamente hidratada como se te indicó al principio. Mézcla con el queso crema, la esencia de vainilla y la leche condensada. Si sientes que le falta dulce, añade un poco más de azucar. Cubre la masa y lleva a enfriar el molde o recipiente.
  • Lleva tu cheesecake de fresa al frío durante al menos dos o tres horas, hasta que solidifique bien la gelatina. El toque final será untar una rica mermelada de fresas por encima, además de numerosos gajos de esta rica fruta, para dar un toque de color natural a este delicioso postres.

Otras recetas con queso crema

Ahora que ya sabes cómo hacer un cheesecake de fresa sin necesidad de usar el horno, tienes por delante la oportunidad de descubrir otras geniales recetas que tienen al queso crema como ingrediente principal. ¿Quieres probar alguna de estas? Vamos, que están buenísimas.

  • Flan de queso. El flan de queso crema queda absolutamente delicioso y menos pesado que el flan de puro huevo. Esta receta te permite incluso hacerlo en thermomix.
  • Muffins salados de queso. ¿Has probado alguna vez los muffins salados? Con queso crema en su masa quedan más ligeros y esponjosos. Sigue la receta y disfrútalos.
  • Cheesecake con horno. Ya descubriste la receta de cheesecake de frutilla sin horno, pero también existe una súper tradicional, al estilo americano, que sí se hornea. Aprende cómo se hace en esta nota.

Otros artículos que te pueden interesar:


Periodista. Bebedor empedernido de té verde y convencido de los remedios caseros.

Sígueme en Google+

No hay comentarios

Créditos de la imagen