Cómo se prepara y para qué sirve el aceite de tomillo

Todo lo que debes conocer sobre el aceite esencial de tomillo

¿Has usado alguna vez aceite esencial de tomillo para combatir alguna dolencia? ¿Quieres saber cómo puedes preparar una versión casera? Pues entonces no tienes más que leer este artículo y conocer todo sobre este óleo herbal.

Para qué sirve el aceite de tomillo

Dentro del amplio mundo de los aceites medicinales, el aceite de tomillo está visto particularmente bien, puesto que tiene grandes propiedades.Esta esencia de tomillo se suele emplear para cuestiones realmente muy disímiles. Pero debido a su carácter astringente, antiséptico y antibacteriano sus posibilidades son realmente muchas.

Hongos

El aceite de tomillo para hongos puede usarse directamente aplicado sobre la zona que está afectada. También se emplea a modo preventivo. Es bueno para evitar la transpiración de los pies y también para combatir desde su carácter fungicida.

Arrugas

También se emplea el aceite de tomillo para las arrugas, debido a su gran capacidad para humectar la piel. Con la aplicación diaria de unas gotitas de aceite sobre el área de la piel con arrugas, todo va a ir mejorando paulatinamente.

Cabello

¿Sabías que el aceite de tomillo para el cabello funciona realmente bien? Es que, debido a su capacidad astringente puede combatir problemas tales como el exceso de grasitud en el pelo. Pruébalo antes de ir a dormir.

Mal aliento

¿Andas con problemas de mal aliento? Se puede usar el aceite de tomillo para preparar un genial enjuague bucal. No sólo por su enorme sabor herbal, que ayuda con la frescura y a combatir la halitosis. También a su capacidad antiséptica y antibacteriana, puesto que limpia y desinfecta.

Digestión

También se puede usar el tomillo para combatir problemas digestivos tales como el colon irritable o la molesta gastritis, lo que demuestra que se trata de una planta realmente versátil.

Acné

Además de estas propiedades que ya conociste, también es bueno para combatir el acné de la piel por triple efecto: astringente, antiséptico y antibacteriano. No olvides aplicar algunas gotitas sobre la zona afectada, usando un algodón o paño.

Cómo se prepara el aceite de tomillo

Siempre es mejor usar aceite de tomillo o extracto elaborado profesionalmente. Ocurre que hacen falta alambiques y elementos profesionales para su destilación. Pero, igualmente, el aceite de tomillo casero conserva las propiedades que tiene un extracto o aceite esencial, aunque no con tanta potencia. Aún así, puedes prepararlo en casa sin ningún tipo de problema. Es más, simplemente tienes que ponerte manos a la obra y podrás disfrutar luego de los geniales beneficios de esta hermosa hierba aromática.

  • Para hacer esta receta de aceite de tomillo simplemente tienes que tomar un buen manojo de la hierba fresca, sacudirlo un poco contra el bote de vidrio donde lo vayas a colocar y luego cubrirlo con un aceite de oliva neutro, como mucho un oliva virgen. La idea es que ocupe la mayor parte del frasco de vidrio.
  • Déjalo reposando en un lugar fresco, seco y oscuro durante, por lo menos, un mes. Luego sí estará en condiciones de ser usado. Pero primeramente tienes que filtrarlo antes de utilizarlo.

También puedes preparar un aceite de tomillo y romero, siguiendo la misma receta, simplemente combinando mitad y mitad de ambas hierbas aromáticas.

Otros aceites esenciales que debes conocer

Ahora que ya conoces bien todo sobre el aceite de tomillo, ¿por qué no descubrir otras interesantes cuestiones acerca de aceites esenciales? Ten en cuenta estas recomendaciones que conocerás a continuación.

  • Aceite de rosa mosqueta. Una excelente opción para combatir cualquier tipo de problema de la piel. La mosqueta resulta especialmente buena para cuestiones tales como las arrugas.
  • Aceite de romero. Si tienes problemas capilares, como exceso de grasitud o caída del pelo, no dudes en emplear aceite de romero, que puede darte excelentes resultados.
  • Aceite de lavanda. Si lo que necesitas es un buen aceite relajante para masajes, no dejes de inclinarte por el aceite de lavanda. Es genial por su gran aroma y capacidad descontracturante.

Otros artículos que te pueden interesar:


Periodista. Bebedor empedernido de té verde y convencido de los remedios caseros.

Sígueme en Google+

No hay comentarios

Créditos de la imagen