Cómo controlar los movimientos involuntarios por ansiedad

Aprende a aliviar los dolores musculares por ansiedad

La ansiedad es un problema que ataca a un importante grupo de la sociedad mundial. Este puede llegar a canalizarse de muchas maneras diferentes. Una de ellas es a través de movimientos involuntarios. Pero, ¿cómo pueden controlarse?

La ansiedad es uno de los problemas más habituales de la sociedad actual. La presión a la que las personas son sometidas a diario generan este tipo de inconvenientes y así es como este trastorno puede llegar a causar inconvenientes de toda clase, incluso reflejados físicamente.

Si bien los ataques de pánico suelen ser uno de los episodios más tristemente clásicos de los picos de ansiedad, también existen otras maneras físicas o motrices de canalizar dicha ansiedad corporalmente. Una de ellas es a través de los movimientos involuntarios. O movimientos repetitivos que son realizados por nervios, casi sin control, o sin autoconciencia de los mismos.

Es muy común que una persona, cuando sufre un cuadro de ansiedad, lo termine manifestando a través de temblores, parpadeos intermitentes, movimientos en sus brazos y piernas y otros más. Por suerte, con paciencia y tratamiento, pueden combatirse.

Qué es un espasmo muscular

Los espasmos musculares involuntarios, también conocidos como calambres se describen como una contracción sostenida que puede darse por diferentes causas. Puede presentarse en uno o varios músculos y provocar un dolor desde leve hasta intenso. Son muy comunes en deportistas que no hacen calentamiento, lo que provoca la insuficiente oxigenación de los músculos. Aunque también pueden producirse a causa de enfermedades, envenenamiento o ansiedad.

Generalmente los espasmos musculares desaparecen en unos minutos, pero realizar estiramientos es uno de los trucos más comunes para aliviarlos.

Causas de espasmos musculares

Las principales causas de los espasmos musculares están relacionadas a la sobreexigencia o lesión de los músculos.

  • No tomar líquidos. La deshidratación provocada por no tomar todo el líquido que necesitas mientras realizas actividades físicas es una de las causas más comunes de los espasmos musculares.
  • No estirar los músuclos. No realizar una correcta rutina de estiramiento antes de realizar ejercicios también puede provocar que tu músculo se acalambre.
  • Bajo nivel de minerales. No consumir suficiente potasio y calcio puede hacer que sufras espasmos musculares. Éstos pueden aparecer cuando te ejercitas o durante tu día a día.
  • Ansiedad o nervios. Hay ocasiones en que el estrés y la ansiedad hacen que tu cuerpo te envíe señales de que algo no está bien y en muchas ocasiones se expresa con calambres, dolor, espasmos y movimientos involuntarios. Producidos por el ácido láctico, que se obtiene a partir de la energía que produces. Cuando el ácido láctico se estanca en los músculos actúa como un tóxico que produce todas estas sensaciones.

Síntomas de espasmos musculares

Sin importar la causa de los espasmos musculares suelen presentar síntomas similares, aunque pueden variar un poco dependiendo del músculo afectado.

  • Músculo contraído. El principal síntoma de los espasmos musculares o calambres es que sientes el músculo duro, tenso, contraído.
  • Dolor. Dependiendo de la raíz de calambre el dolor puede ser más o menos intenso. Generalmente cuando los calambres son ocasiones sólo causa una leve molestia, pero cuanto más seguido se produzcan, más posibilidades hay de que este dolor aumente. En estos casos más graves será necesario que visites a tu médico. También puede describirse como una sensación de hormigueo en el cuerpo por ansiedad

Ansiedad y espasmos musculares

En épocas de exámenes, problemas laborales, familiares o simplemente esas malas rachas de la vida es posible que desarrolles ansiedad, ya que es la forma de tu cuerpo de lidiar con toda esa tensión. La ansiedad es un problema común pero que puede interferir mucho en tu vida. Uno de los problemas que puede causar son los espasmos musculares.

La mejor forma de comprender la causa de los espasmos musculares es centrándote en tu vida y conociendo tu cuerpo, si no estiras tus músculos o sobreexiges tu cuerpo esa puede ser la causa. En cambio si sabes que estás pasando por un momento de tristeza, incertidumbre o ansiedad quizás la razón de este malestar sea otra.

Pon el h2 “Ansiedad y espasmos involuntarios” y explica cómo se produce y cómo darse cuenta de que son por ansiedad y no por otra cosa. Incluye los h3, describe cómo es cada tipo de movimiento involuntario, cuándo se suele dar, etc.

Espasmos musculares en el pecho

Los espasmos musculares en el pecho pueden provocar un gran susto porque pueden confundirse con un ataque al corazón, sin embargo hay muchos dolores que pueden producirse en esa zona. La tensión de los músculos intercostales, el espasmo esofágico y los espasmos producidos por la ansiedad son tan solo algunos.

Cuando los niveles de adrenalina suben y bajan como resultado de crisis de ansiedad se produce lo que se conoce como "estado de vuelo". En estos estados puedes sentir tu respiración pesada, corazón acelerado, mareos, dolor en el pecho y sudoración.

Espasmos al dormir

Los espasmos musculares al dormir generalmente se dan segundos antes de conciliar o el sueño y cuando recién comienzas a descansar. Casi el 70% de las personas los sufren y no tienen efectos secundarios ni afectan tu organismo de ninguna forma.

Muchas veces se dan en épocas de mucho estrés, cuando a tu cuerpo le cuesta conseguir descansar, en casos de insomnio y depresión. Pero en muchas otras ocasiones está relacionado a lo que estás soñando situaciones como que caes al vacío, en ese momento tu cerebro envía un mensaje a tu cuerpo para que reaccione, lo que da como resultado los espasmos.

No debes preocuparte si sufres espasmos al dormir, pero quizás si deberías buscar algunas formas de lograr descansar bien, buscando una postura en particular, escuchando música, confiando en el feng shui o realizando relajación antes de ir a la cama porque en ocasiones pueden interferir con este.

Espasmos en el estómago

Los espasmos estomacales generalmente son causados por problemas digestivos, intestino irritable y mala alimentación. Pero la ansiedad y el estrés también pueden hacerte sentir mal en esa parte del cuerpo.

El estómago es un órgano compuesto por músculos que también pueden sufrir este tipo de problema al igual que el pecho o las piernas.

Ansiedad en las piernas

Los espasmos musculares y ansiedad son unos de los más comunes, ya que en esa parte del cuerpo va mucha tensión a los largo del día. La ansiedad puede desatar el conocido síndrome de las piernas inquietas pero también contraer tus músculos y provocar dolor y cosquilleo.

Tic nervioso

La contracción muscular puede darse también como un tic nervioso, produciendo movimientos involuntarios. Éstos se dan como una manifestación de una fobia o trastorno de ansiedad. Los tics nerviosos producen una contracción muscular involuntaria que empeora en situaciones de estrés. Puede darse en cualquier parte del cuerpo, pero se produce en el rostro y manos con mayor regularidad. Con la repetición cotidiana de este tic puedes sufrir dolores musculares por ansiedad. Mantenerte tranquilo y relajado es una de las alternativas para evitar estos tics.

Cómo quitar un espasmo muscular

En primer lugar, es fundamental que la persona que está padeciendo estos movimientos o contracciones musculares involuntarias consulte con un especialista para descartar que este inconveniente pueda ser producto de un problema neurológico. Una vez descartado este inconveniente, hay muchos caminos por seguir. Por empezar, el tratamiento con un especialista, ya sea un psicólogo o un psiquiatra es fundamental. No por esto querrá decir que estás demente, ni mucho menos. Él puede tener la manera correcta de manejar la ansiedad.

Respira

Practicar respiración es un buen truco para controlar los movimientos musculares involuntarios. En esos momentos en donde no puedes parar de moverte a causa de la ansiedad, trata de encontrar un segundo de lucidez y respira lo más profundo que puedas, con suavidad. Al momento de largar el aire, hazlo bien despacio. Mantiene la claridad mental y repite un par de ocasiones más. Verás cómo calmas tus síntomas de ansiedad y nervios en el estómago y otras partes del cuerpo.

Ejercítate

Practicar actividad física siempre es bueno, ya que mantiene tu cuerpo y mente sanos. Hacer ejercicio es importantísimo para tener menos ansiedad y descargarla a través de la práctica de un deporte. Juega al fútbol con tus amigos, sal a dar un paseo en bicicleta, trota un rato en torno al parque más cercano que tengas. De paso, respirarás aire fresco y puro, a su vez que alivias tensiones y alejas la mente un rato de la maldita ansiedad.

Hierbas

Consume hierbas medicinales. Si consumir medicamentos no te convence en lo más mínimo, algunas hierbas como la tila o tilo, la valeriana o la pasionaria pueden ayudarte a sentirte mejor a la hora de combatir la ansiedad.

Relajación

Una excelente forma de controlar la ansiedad, los nervios y el estrés es realizando técnicas de relajación o actividades como el yoga o eutonía. Todas ellas te ayudarán a controlar tu mente, disfrutar de la vida y sentirte más tranquilo, reduciendo los niveles de estrés y ansiedad.

Siempre puedes contar con los mejores remedios caseros para controlar la ansiedad y los espasmos nerviosos. Éstos te ayudarán a calmar los tics musculares y a relajarte.

¿Quieres recibir mas consejos en vídeo? Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Cómo calmar la ansiedad

Los movimientos involuntarios del sistema nervioso muchas veces son provocados por la ansiedad y los nervios. Tener a mano algunos trucos y consejos para calmar la ansiedad siempre es una idea para mantenerte saludable.

  • Ejercicio contra la ansiedad. Ejercitarte es uno de los mejores remedios para calmar la ansiedad y los nerviosa. Es un buen truco para redirigir la energía y disfrutar de tu día libre de molestias.
  • Calmar la ansiedad sin medicamentos. Si no quieres recurrir a medicamentos siempre puedes contarla aprendiendo a respirar, tomando un té de tilo e incluyendo alimentos ricos en triptófano en tu dieta.
  • Convertir la ansiedad en energía positiva. Siempre es bueno aprender a controlar tu ansiedad y nada mejor que convertirla en energía negativa.

Otros artículos que te pueden interesar:


Periodista. Bebedor empedernido de té verde y convencido de los remedios caseros.

Sígueme en Google+

ADVERTENCIA: esta nota tiene carácter informativo. Acuda siempre a un especialista. Ni el autor ni INNATIA se hacen responsables de los perjuicios ocasionados por el mal uso de esta información

4 Comentarios en "Cómo controlar los movimientos involuntarios por ansiedad"

Comentarios en Innatia
irma alvarado dice...

haciendo ejercicios mantente ocupado ora camina baila riega las plantas siempre ocupado

Publicado el 12 de jul, 2013 a las 15:55:00
Erika Quintero Franco dice...

Muy buenos días , tengo un pequeño de tan solo 8 años, el padece una ansiedad excesiva, casi imposible de controlar, ya lo he llevado al medico y ha recibido tratamiento de muy buena calidad, le suspendieron el medicamento, por que es muy invasivo para el organismo del niño, deseo saber que tratamiento natural le puedo brindar, para q el niño se pueda calmar, ya que el se altera muchisimo y a veces es imposible de manejarlo, agradezco enormemente la colaboracion mil gracias

Publicado el 12 de ene a las 16:27:36
Rina Sarda dice...

tengo los sintomas pero no mucha fe en controlarlos.

Publicado el 21 de feb a las 16:08:29
srdieguez dice...

tengo 64 años, sedentario y empiezo a tener movimientos involuntarios esporádicos en la pierna derecha (ha ocurrido dos veces este año) y estoy seriamente preocupado

Publicado el 27 de mar a las 13:55:23
Créditos de la imagen