8 trucos infalibles para limpiar una chimenea

Aprende como limpiar la chimenea de forma fácil

Quieras o no, se viene la temporada de frío. Todavía ni siquiera ha comenzado el otoño, pero también es cierto que está al caer y que, en menos de lo que canta un gallo, ya tendrás el frío en el ambiente. Por eso mismo, es momento de limpiar la chimenea.

Como limpiar una chimenea

Por más que te niegues, la temporada de calor está llegando a su fin. El otoño está a la vuelta de la esquina y sabes que luego, como siempre sucede, será el turno del invierno. Con él llega el frío y también el momento de encender la chimenea para ofrecerle un poco de calor natural a tu hogar. Hasta aquí todo muy bien, salvo cuando llega el momento de la limpieza.

¿Temes enfrentarte a esa marea de hollín en la que puede llegar a convertirse tu hogar? Pues bueno, deshollinar chimeneas es algo que no queda otra más que afrontarlo. Siempre es muy importante que la chimenea esté muy limpia y que no queden vestigios de elementos peligrosos, que pueden llegar a desencadenar fuego en tu hogar o a llenarlo de humo. Por eso mismo, estos trucos para limpiarla te vendrán de maravillas de cara a la temporada invernal.

Estos son algunos trucos que puedes seguir para limpiar tu chimenea.

Paso 1

Comienza verificando la parte donde prenderás el fuego con madera. Limpia bien, mira con una linterna o algún objeto que te permita iluminarte, el interior del caño de la chimenea. Retira con un cuchillo o algún objeto filoso cualquier residuo de hollín (creosota) o cualquier cosa que pudiera llegar a causar fuego una vez que enciendas la fogata.

Paso 2

Verifica que ningún pájaro haya hecho un nido, ni ningún otro animal esté usando tu chimenea como vivienda. Esto puedes hacerlo subiendo al techo y verificando que no haya ningún asentamiento. Si has encontrado algo, sólo tendrás que eliminarlo.

Paso 3

Si hace falta una buena limpieza en el interior, es tiempo de tomar medidas. Tendrás que conseguir un cepillo especial que pase por el interior de la tubería de la chimenea y la suficiente cantidad de palos o caños para poder montarla. Fíjate cuánto mide y ten lista la herramienta, lo suficientemente larga para que pueda limpiar toda la superficie sin problemas.

Paso 4

Es muy importante que el cepillo sea del ancho de la tubería de tu chimenea. Caso contrario, todas las paredes de la misma no quedarán bien limpias. Y que estén impecables es la primera intención de ponerte en acción con esta limpieza de chimeneas, ¿no?

Paso 5

Ahora te tocará dejar la casa lo más en orden posible. Antes de limpiar una chimenea, despeja el área de objetos que no puedan ensuciarse, usa la ropa más andrajosa que tengas, cubre tu cabeza, tus ojos y tu cara. Obviamente, espera a que se venga un momento de suciedad, pero suciedad necesaria para que la chimenea posteriormente tire de la mejor forma posible. Tapa también todos tus muebles u objetos que no quieras que se ensucien: el hollín es fatal.

Paso 6

A limpiar se ha dicho. Comienza, desde arriba o desde abajo, como mejor te quede, con la limpieza de la chimenea, usando el deshollinador de chimeneas con el cepillo de la longitud que pueda cubrir todo el trecho que va desde el comienzo hasta el final. Remueve con cuidado todo el hollín y luego verifica con una linterna que no han quedado vestigios de peligrosidad y que está bien limpia la chimenea.

Paso 7

Ahora, a limpiar la casa y a prender el fuego. Remueve el hollín que ha quedado en el ambiente y luego reúne la madera para hacer la primera fogata. Esa será la mejor manera de verificar que la chimenea ha quedado como corresponde, ya que no quedará humo dentro de la casa ni tendrás chispas dentro, ni nada que se le parezca. La limpieza de chimenea ya está lista.

Paso 8

Muy importante: No olvides de hacer cualquier verificación y limpieza antes de la temporada de inicio. Por eso mismo, justo en el otoño, antes de los primeros fríos, es el momento indicado para hacerlo. Llegado el caso, se procede a hacer la limpieza de chimeneas.

Kit limpia chimeneas casero

Habitualmente se venden algunos kits de deshollinador de chimeneas que pueden dar muy buenos resultados si no consigues nada mejor en tu zona. Lo más normal es que traigan un cepillo deshollinador, el leño o tronco deshollinador, también algunos cubos de encendido y limpiacristales o algún otro limpiador que te permita remover el hollín. Sin duda, son una buena opción.

Otros trucos de limpieza para el hogar

Ahora que ya sabes como limpiar chimeneas, puedes tener en cuenta otros trucos de limpieza que puedes poner en práctica en tu casa. ¡No te los pierdas!

  • Para tu piscina. Sigue estos trucos y podrás dejar a tu piscina en pleno mantenimiento.
  • Para maderas. ¿Necesitas limpiar madera? Sigue estos trucos y la tendrás impecable en minutos.
  • Para limpiar un horno. Una de las zonas de la cocina más complicadas de limpiar, igual puede quedar impecable si sigues estos trucos.

Otros artículos que te pueden interesar:


Periodista. Bebedor empedernido de té verde y convencido de los remedios caseros.

Sígueme en Google+

1 Comentario en "8 trucos infalibles para limpiar una chimenea"

Comentarios en Innatia
melodi dice...

hola quisiera saber como limpio el hollin del techo de yeso

Publicado el 30 de ago, 2015 a las 12:58:24
Créditos de la imagen