RECETAS con CALABACIN fáciles y sanas

Más de 20 deliciosas recetas con calabacín, para incluir en tu dieta

¿Consumes calabacín? Si aún no lo haces, puede que este amplio repertorio de recetas te invite a incorporarlo. Las posibilidades del calabacín en la cocina te sorprenderán. ¡Acompáñame!

¿Cómo hacer el calabacín?

En efecto, los calabacines se pueden preparar de muy diferentes formas. De hecho, el calabacín admite diversos modos de cocción, sin olvidar que también puede ser consumido en crudo. Antes de pasar a las recetas, te comparto sus principales formas de preparación. ¡Toma nota!

a la plancha

Si quieres hacer calabacín a la plancha, necesitarás muy pocos ingredientes. Sólo unos calabacines, sal y pimienta y un chorrito de aceite. Corta el calabacín en rodajas, salpimenta y cocina en la plancha bien caliente rociada con un poco de aceite. Dora de ambos lados y retira cuando estén tiernos.

al horno

En caso que prefieras preparar el calabacín al horno, será aún más fácil. Puedes cortar el calabacín en rodajas o simplemente por el medio, en forma longitudinal. Salpimenta y coloca sobre una fuente apenas aceitada. Lleva a horno caliente. A mitad de cocción, voltéalo para que se dore por igual de ambos lados.

al microondas

Y si además de fácil quieres que sea ultra rápido la opción es hacer el calabacín al microondas. Para ello, corta el calabacín en rodajas y colócalo en un molde para microondas. Salpimenta y rocía con un poco de aceite de oliva. Lleva al microondas a máxima potencia durante aproximadamente, 12 minutos. Verifica que la cocción esté a tu gusto.

en sartén

Las preparaciones en sartén a menudo son muy sabrosas. Para preparar unos deliciosos calabacines en sartén, encontrarás diferentes opciones, ya sea que quieras hacerlos en croquetas o tortillas, como si en cambio, prefieres hacerlos salteados o en cazuela. Recetas de calabacines en sartén, de seguro, no te faltarán.

en crudo

Ahora bien, si te gustaría aprovechar todos los nutrientes de los calabacines, la mejor opción es consumir el calabacín en crudo. ¿Cómo? Pues, en ensaladas es la alternativa. Córtalos en láminas finas con ayuda de una mandolina y disfrútalos combinándolos con los vegetales y especias que te apetezcan. ¡Son deliciosos!

en freidora de aire

Por último, si te gusta cuidarte pero extrañas las frituras, la freidora de aire te brindará la solución. Para preparar el calabacín en freidora de aire, precalienta la freidora a 180ºC y coloca las rebanadas de calabacín rebozadas, friendo entre 3 y 4 minutos de cada lado. Quedan mucho más saludables que con la fritura convencional.

Recetas con calabacín

Ahora que ya conoces todas las alternativas de cocción que te brindan los calabacines, puedes elegir entre este gran repertorio de recetas con calabacín, a cual más exquisita y apetecible, la que más te agrade para preparar en casa.

Pastel de calabacín

Encontrarás muchas recetas de pastel de calabacín al horno, sin embargo, si quieres una super fácil, con todo el sabor y propiedades de sus ingredientes y muy rápida de hacer, esta es la indicada. Rehoga los calabacines cortados en láminas finas, con unas cebollas cortadas en juliana. retira del fuego, añade unos huevos batidos y mezcla bien. Salpimenta y condimenta a gusto. Vuelca la preparación en un molde de horno ligeramente aceitado. Espolvorea con queso rallado y hornea a 180ºC durante aproximadamente 20 minutos o hasta que compruebes que ha cuajado y la cubierta se ha dorado ligeramente.

Canelones de calabacín y atún

Si estás a dieta pero no te quieres privar de unas deliciosas pastas, echa mano de esta de canelones de calabacín y atún. Con la ayuda de tu mandolina, corta láminas muy finas de calabacín. Lleva un par de minutos al microondas a máxima potencia, para que queden más tiernas. Mezcla el atún con unas cebollas rehogadas y un huevo duro picado. Rellena los "crepes" de calabacín con el atún, cubre con la salsa de tu agrado, espolvorea con queso rallado y gratina unos minutos antes de servir. ¡Un manjar! También puedes probar la lasagna de calabacín y berenjena.

Sopa fría de calabacín

¿Quieres sorprender a tus invitados? Pues entonces, no dejes de preparar esta exquisita sopa fría de calabacín. ¡Es muy sencilla! Pon en la procesadora un par de calabacines cortados en cubos, un puñado de anacardos que habrás remojado previamente y unos cuantos dientes de ajo. Tritura a máxima velocidad y añade una palta, un ramillete de albahaca, aceite de oliva, sal y pimienta a gusto. Completa con la cantidad de agua suficiente, como para obtener la consistencia adecuada. Termina de procesar y sirve espolvoreada con queso de cabra rallado. Si prefieres una sopa caliente de calabacín, no dejes de probar esta otra receta.

Buñuelos de calabacín

Haz unos ricos buñuelos de calabacín, con esta receta muy rápida y aún más fácil. Para ello, ralla un calabacín y una cebolla. Añade un par de huevos, un puñado de queso rallado, un manojo de perejil picado, sal y pimienta a gusto. Fríe pequeñas porciones en aceite bien caliente, de ambos lados para que se doren parejo.

Tortitas de calabacín y zanahoria

Similares a la receta anterior las tortitas de calabacín y zanahoria, añaden una zanahoria y una patata rallada a la receta. Sustituyen el queso por pan rallado y sólo requieren un huevo. Si las aplanas un poco, tipo hamburguesas podrás asarlas o cocinarlas al horno, para que queden más secas y menos aceitosas.

Tallarines de calabacín con gambas

Los calabacines son sin duda, el mejor sustituto de las pastas para quienes están a dieta baja en carbohidratos. Es que no hay receta de pastas que no puedan emular o incluso superar. Tal es el caso de los tallarines de calabacín con gambas. Echa mano de tu mandolina o espiralizador y corta bien finos los espaguetis de calabacín. A continuación, saltea en abundante aceite de oliva unos cuantos dientes de ajo y unas gambas. Añade los espaguetis de calabacín y continúa salteando a fuego fuerte. Condimenta a gusto y sirve inmediatamente.

Pisto de calabacín

Una receta muy popular en España es el pisto de calabacín, muy fácil de preparar y muy sabroso. Para hacer un pisto rehoga en una cazuela con abundante aceite de oliva, unos dientes de ajo y unas cebollas picadas. Añade a continuación unos pimientos cortados en trozos pequeños y más tarde, unos calabacines también cortados. Por último, añade tomate triturado y deja cocinar con la cazuela tapada a fuego lento, hasta que todo esté a punto. Sazona a gusto y disfrútalo.

Palitos de calabacín al horno

Los palitos de calabacín al horno son un delicioso snack saludable y bajo en calorías que se prepara en un abrir cerrar de ojos. Corta el calabacín en bastones. En un bol mezcla aceite de oliva con sal, pimienta y los condimentos que te apetezcan, puede ser orégano, ají molido o lo que prefieras. Sumerge los bastones para que se impregnen y a continuación, coloca sobre papel en una fuente. Espolvorea con queso rallado y lleva a horno precalentado. Dora de ambos lados.

Croquetas de calabacín y queso

Si te gustaron los buñuelos y las tortitas, estas croquetas de calabacín y queso te van a deleitar. Consisten en preparar una masa a base de calabacín, queso y pan rallados, ligando con huevo batido. Deja descansar para que puedas manipular la masa. Toma pequeñas porciones, aplasta entre tus manos y rellena con un trozo de queso fresco. Cierra la croqueta y reboza en huevo batido y pan rallado. Fríe en aceite bien caliente.

Rollitos de calabacín

Mandolina en mano obtén tantas láminas finas de calabacín como rollitos de calabacín quieras preparar. Cocina apenas un minuto de cada lado en una sartén. Rellena con lo que prefieras, enrolla y coloca en una fuente de horno. Cubre con la salsa que gustes, espolvorea con queso rallado y gratina. ¡Riquísimos!

Carpaccio de calabacín

Rápido, rico y light. No puedes dejar de probar este carpaccio o espirales de calabacín. Para prepararlo vas a necesitar un calabacín que habrás cortado con una mandolina en finas rebanadas. Sobre las mismas coloca queso feta rallado y sobre éste, tomates secos cortados. Alinea con una vinagreta de zumo de limón, aceite de oliva y miel. Salpimenta a gusto.

Puré de calabacín

Haz un delicioso puré de calabacín. Para ello rehoga en un poco de aceite de oliva una cebolla, unos dientes de ajo, una patata y los calabacines cortados. Añade agua y completa la cocción con la cacerola tapada. Cuela las verduras y procesa. Sazona a gusto.

Crema de calabacín sin patata

Si prefieres una crema de calabacín sin patatas, sólo deberás eliminarla de la receta anterior y para obtener una textura más cremosa, añade leche o nata a la preparación en lugar de agua. Esta crema podrás degustarla tanto fría como caliente. De ambos modos sabe muy bien.

Calabacín y berenjena al horno

Corta calabacín, berenjena y tomate en lonchas no muy gruesas. Cocina las lonchas de calabacín y berenjena vuelta y vuelta en la plancha. Coloca en una fuente de horno una capa de calabacín, una de berenjena, una de tomate y una de mozarella. Rocía con una mezcla de aceite de oliva con sal, pimienta y ajos picados. Lleva al horno unos minutos, hasta que la mozarella se funda.

Calabacín relleno

Los calabacines son ideales para rellenar. Si buscas una buena receta de calabacín relleno, te recomiendo esta de calabacín relleno con carne. ¡Que la disfrutes!

Tortilla de calabacín

Una receta muy sabrosa que lleva muy pocos ingredientes. Para hacer una tortilla de calabacín sólo vas a necesitar calabacines, una cebolla, un par de huevos y aceite de oliva para cocinar. Corta el calabacín en pequeñas lonchas y rehoga junto a una cebolla picada. Añade los huevos y salpimenta. Cocina en una sartén con un poco de aceite de oliva. Espera que cuaje y se dore de ambos lados.

Más información sobre los calabacínes

En cualquier caso, más allá de cual sea tu receta favorita para preparar calabacín, seguramente te interesará saber más sobre este vegetal. A continuación encontrarás toda la información que necesitas para incorporar calabacín en tu dieta y disfrutar de los beneficios de su consumo.

  • Propiedades del calabacín. Sin duda, los vegetales aportan muchos beneficios en una dieta equilibrada. Son una rica fuente de vitaminas y minerales, además de fibras y agua. Tu cuerpo agradecerá que lo incluyas en tus comidas.
  • ¿Cómo elegir y conservar los calabacines? Ahora bien, una parte fundamental cuando incorporas un nuevo alimento a tu dieta es saber, no sólo cómo elegirlos, sino también cómo conservarlos en buen estado por más tiempo. ¡Entérate!
  • ¿Cómo cocinar el calabacín? El calabacín es un alimento mucho más versátil de lo que supones. Como ya has visto con él puedes elaborar infinidad de recetas. Descubre todas las formas de cocinarlos.

Otros artículos que te pueden interesar:


Lcda en comunicación. Apasionada de las artes plásticas y las manualidades.

No hay comentarios

Créditos de la imagen